viernes, 5 de noviembre de 2010

La rama mística de la ciencia ficción y la visita del Papa a Barcelona


Al ver los resultados de la encuesta que buscaba conocer sus preferencias en cuanto al contenido del blog, me ha sorprendido que la opción teología amateur se haya quedado casi sin votos. Yo ya sé que es un tema un poco extraño e incluso pasado de moda, pero me gustaría mostrarles que se equivocan si piensan que el tema no tiene el menor interés.

Ya desde bien pequeñito me sentí atraído por esta rama mística de la ciencia ficción. A los tebeos de Mortadelo y Filemón siempre acompañaba un volumen de la Suma Teológica de Santo Tomás, las Confesiones de San Agustín o el Proslogion de San Anselmo. No hace falta decir que esta afición causaba gran preocupación a mis progenitores, pero también gran satisfacción a las monjas del colegio al que tuve la desgracia de ir, hasta que un día ya vieron por donde iba cuando me apoyé en la doctrina de la transubstanciación para justificar mi acusación de incoherencia a una monja que era vegetariana y tomaba la comunión.

Estos últimos días hay bastante jaleo en todo el barrio de la Sagrada Familia debido a la visita del Papa el próximo domingo. El Ayuntamiento y también mucha gente de bien están haciendo lo posible para que dicha visita transcurra de la mejor forma posible. Pero lo cierto es que entre tanta medida parece ser que se han olvidado de que el barrio está patas arriba debido a las obras del tren de alta velocidad (AVE).

Como todos ustedes saben, cuando en una ciudad se escarba un poco, como es el caso de unas obras, siempre aparecen las ratas que, aunque normalmente ignoradas, son en realidad mucho más numerosas que los barceloneses humanos que viven unos metros más arriba.


Andaba yo paseando por la zona cuando vi salir a una rata de uno de los agujeros y correr como una posesa siguiendo el bordillo de la acera en dirección al Templo Expiatorio.

Como yo tengo cierta tendencia en pensar en lo peor, se me ha ocurrido qué pasaría si algunas ratas acudieran a la misa del Papa y les diera, por ejemplo, por ponerse en la fila de los que en su debido momento vayan a comulgar. Pueden ustedes decir que el hecho de yo pensar semejante cosa extraña es evidencia de falta de salud mental. Pero antes de sacar semejante conclusión, les ruego que acaben de leer esta entrada.

Andaba yo mortificándome con estos pensamientos, cuando decidí buscar respuesta y alivio a mis sufrimientos en las grandes obras de la Teología, como he hecho siempre en los momentos más dificiles de mi vida.


De especial utilidad en estos menesteres es la Suma Teológica de Santo Tomas de Aquino. En la tercera parte de la Respuesta a las Objeciones del Tercer Artículo de la Cuestión 80 del Volumen III de dicha obra (disculpen la larga referencia, pero me parece que debo ser preciso para los escépticos que deseen comprobar la rigurosa autenticidad de la cita) Santo Tomas dice:

"Aunque un ratón o un perro se comiesen una hostia consagrada, la sustancia del cuerpo de Cristo no dejaría de estar bajo las especies todo el tiempo que esas especies permanecen, o sea, todo el tiempo que permaneciese la sustancia del pan. Lo mismo que si se la arrojase al fango. Y esto no merma la dignidad del cuerpo de Cristo, que quiso ser crucificado por los pecadores sin que por ello disminuyese en nada su dignidad, tanto más cuanto el ratón o el perro no entran en contacto con el cuerpo de Cristo en su estado natural, sino solamente en las especies sacramentales."

Gracias a la sabiduría de Santo Tomás me di cuenta de que no había motivo de preocupación. Yo añadiría que las ratas también son criaturas del Señor y por lo tanto tienen derecho a asistir a la ceremonia. Siempre que vayan vestidas decentemente, claro.

31 comentarios:

RAFA PÉREZ dijo...

¿Aquí también tendrán que pagar entrada para asistir a misa? Creo que en el Reino Unido no se escaparon ni las ratas.

Jordi Busqué dijo...

Rafa, creo que aquí no se pagará entrada, aunque ya se han apresurado a dar un número de cuenta para donaciones para el "negocio económico y espiritual" que es esta visita, en palabras del obispo Juan Antonio Martínez Camino, presi de la Conferencia Episcopal.

En Escocia cobraban 25 libras.

frikosal dijo...

Sin palabras me dejas.
Extraordinaria entrada en todos los aspectos !!!

Tienes que contar más cosas de ese colegio de monjas, pero has empezado muy fuerte.

JC dijo...

Pues sí que empieza fuerte, sí.

Entre Frikosal y Vd., me van a convertir... no sé a qué, pero me van a convertir.

Por aquí en Baviera son muy del Papa, que para eso nació en un pueblo de aquí al lado.

ercanito dijo...

Entra las ratas que van a misa y las que reciben casas en ciudad dormitorio de Frikosal me estoy empezando a plantear si haber adoptado forma humana no fue un grave error.

Oddiseis dijo...

Y yo que pensaba que tenía gustos raros ... Yo leía libros de historia a la tierna edad de 5 años pero usted me gana en automortificación. ¿entonces hablaba en serio cuando decía lo de teología "recreativa"?

Estoy con Friko en que sus batallas dialécticas con las monjas prometen ser un filón.

Por cierto, a mí sus entradas a cuento de la teología recreativa me gustan muchísimo. Si no la incluí e mis elecciones temáticas es, simplemente porque solo se podía elegir tres y otras estaban por delante. No obstante, protestaría enérgicamente si retirase ese tema de su elenco.

Jordi Busqué dijo...

Frikosal, todavía sigo traumatizado, vamos ir paso a paso.

Jordi Busqué dijo...

JC, el tribalismo y la religión se retroalimentan.

Jordi Busqué dijo...

Ercanito, pues es para pensárselo. En la próxima reencarnación a ver si me dejan elegir.

Jordi Busqué dijo...

Oddiseis, la teología es interesantísima, no sé si por su contenido o por lo que deja entrever sobre la naturaleza de sus autores.

Albert dijo...

Este post me tranquiliza...
saber que el cuerpo de Cristo en su forma sacramental, se mantiene incontaminada en el estomago de una rata, me lleva a pensar que también sucederá lo mismo en el estómago de un pederasta... un consuelo para los que sin creer (y con frikodudas...) vemos en la figura de Cristo un personaje cuanto menos, interesante

Oddiseis dijo...

La cuestión es la siguiente; las ratas son criaturas de Dios (Él las creo, dicen), y no siendo poseedoras del don del libre albedrío (dicen también) y con ello estando libres del pecado original, son criaturas en todo virtuosas puesto que fuere cual fuere su vil papel en la creación, es justamente aquel que les fue encomendado por el Altísimo, cuya voluntad y propósito no nos es dado cuestionar. Y siendo criaturas en todo virtuosas no existe duda alguna de que no mancillan el cuerpo de Cristo con su ingesta transubstanciada.
Por otro lado, el milagro (o maravilla, para ser escrupulosos con el lenguaje) que supondría que estos animalillos se incorporasen devotos a la cola para recibir el sagrado sacramento (válgame la rebuznancia) debiera ser celebrado como lo que es, señal divina y lógica conmemoración de su creador, siendo por completo inadecuado toda repulsa o repugnancia.
Pero, como muy acertadamente señala Albert, en honda preocupación debiera sumergirnos la cuestión de la comunión del cuerpo de Nuestro Salvador e Hijo de Dios con la impura y en todo pecadora (además de irredenta y jactanciosa en su pecado) corporal sustancia de un pederasta o defensor o encubridor o justificador de tal.

diminuto blog dijo...

Si no traumatizados, quien más y quien menos estamos somatizados (cuando no sodomizados) por tanta bata negra y tanta bata de cola como ha bailado a nuestro lado.

Su entrada, Jordi, está de pan y monja. Y no me parece atrevida, no. Tengo muy claro quienes son los atrevidos, a quienes adoran, y a qué oscuridades sirven.

siqui dijo...

Me da que Santo Tomás debía de tener mucho tiempo libre, no? Ese tipo de reflexiones los he hecho yo algunas veces, pero siempre a altas horas de la madrugada y perjudicado mi entendimiento por sustancias estupefacientes.

Jordi Busqué dijo...

Albert, es probable que fuese una persona interesante y adelantada a su tiempo, pero yo diria que menos de lo que la mayoría de gente cree. En algunos pasajes parece un hippy con exceso de humos.

Jordi Busqué dijo...

Oddiseis, muy buena observación lo de la falta de libre albedrío de las ratas. Las pobres son meros instrumentos del Altísimo.

Jordi Busqué dijo...

Diminuto blog, solo intento no caer en el insulto y los descalificativos fáciles.

Jordi Busqué dijo...

Siqui, está Vd. hablando de la temible ociosidad. El Señor nos guarde de caer en ella!

MartinAngelair dijo...

Espera que lo vuelvo a leer.


(...y ya van tres,... :)





Lo que es cierto,...es que a lo 'tonto',...

...siempre me haces reír.



(y esto es fantástico)






Beso.
B.N.C.J.

MónicaPiquero dijo...

veY digo yo, si una rata se come una hostia consagrada, ¿cómo narices se la despega del paladar? Yo también fui a colegio de monjas y era pecado meterse el dedo porque hacias "sangrar de Cristo", que agobio para quitarse la puñetera hostia del paladar con la lengua. Al final a escondidas, el que más y el que menos se llevaba un poquito de Cristo entre las uñas. ¿Me dejaran entrar a mí que he arañado a "nuestro Señor" en numerosas ocasiones y no le he pedido perdón?.Por cierto, ¿alguien sabe cuanto hay que ingresar en esa cuenta para conseguir que me disculpe?

MartinAngelair dijo...

Estoy pensando que voy a volver a tu entrada 101,...


...a compensar datos de estadística.



(aunque despues hagas lo que te da la gana,... :)




Otro beso.

=B.

nomesploraria dijo...

Últimamente oigo voces.

Que Dios les bendiga hijos míos.

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, me alegro que te lo tomes a risa. Me parece que ya no se puede votar en la encuesta. Le puse fecha de caducidad, pero no recuerdo cual.

Jordi Busqué dijo...

MónicaPiquero, muy gráfico lo de las uñas, hay cosas que solo se perdonan si lo exige el talón.

Jordi Busqué dijo...

Nomesploraria, fue imperdonable que la abducción le pillara a Vd sin el cucurucho.

MartinAngelair dijo...

No te enfades Jordi,...


...no lo tomo a risa,...

...me hacías reír.




B.
B.N.C.J.

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, no me enfado en absoluto. Me parecería muy bien si te lo tomaras a risa.

diminuto blog dijo...

Y lo consigues, Jordi.

Cuando anoto que no veo tu entrada atrevida, no demando carnaza; ni mucho menos. No es mi estilo y qienes me conocen lo saben.

Solo he querido expresar que, con demasiada frecuencia, y cuando se abordan temas que deberían tratarse con naturalidad (sin miedos; es éste el caso) el lector tiende a interpretar con sus propios miedos aquello que, a estas alturas de la vida, debería expresarse y sentirse como normal.

Estoy seguro que es normal; no atrevido, ni valiente, que tú, que otro cualquiera y que yo expresemos con libertad. Porque la libertad es norma; le pese a quien le pese.

Jordi Busqué dijo...

Ojalá

Bufaforat dijo...

Sepa que en el 2010 me perdi esta gran entrada y que en el 2013, feis mediante, la leo entretenido.

Jordi Busqué dijo...

Dr. Bufaforat, le agradezco la visita y el comentario. Me alegro de que le haya gustado.