lunes, 15 de noviembre de 2010

¿Cómo valoramos una foto? El criterio de realidad

France. Provence. 1955. Foto de Elliott Erwitt.

Sería muy largo ponerse a discutir sobre las diferentes formas en que una foto puede ser valorada. Así que me voy a limitar a exponerles una caso que muestra uno de los criterios que podemos usar. Se trata de lo que yo llamo el criterio de realidad.

Que lo fotografiado haya ocurrido en realidad es algo que yo valoro mucho. Por eso, hace poco que me llevé un pequeño disgusto. Tengo colgada en casa esta foto hecha por Elliott Erwitt. No porqué sea mi favorita entre las muchas grandes fotos que hace(*) este gran fotógrafo, sino porque cayó en mis manos una reproducción y me dio por colgarla. Pero de todas formas me gusta(ba) mucho. En el pie de foto simplemente dice "France. Provence. 1955". Yo me imaginaba a Elliott Erwitt caminando por esa carretera secundaria, cuando pasó la bici con las barras de pan y el niño le miró. La tenía por un bonito instante decisivo.

No obstante, me enteré hace poco de que esta foto fue tomada para una campaña publicitaria de Turismo de Francia. En aquellos tiempos la foto publicitaria era más real, casi fotoperiodismo, mucho más interesante que en la actualidad según el propio Elliott, pero no tanto como para que la imagen fuera espontánea. Así pues, con gran pena, me enteré de que no se trata de una situación espontánea, sino preparada.

Fíjense en la pequeña piedra que hay junto a la rueda. Elliott la puso en el lugar donde tenía enfocada la cámara. La bici pasó una docena de veces y luego escogió la que más le gustó.

Otra versión de la imagen. Foto de Elliott Erwitt.

No tengo nada en contra de este procedimiento y me parece que la foto es muy bonita. Solo que desde que sé que fue inventada, ha perdido parte de su valor para mi.

En cambio esta otra foto que creía preparada y no valoraba mucho, resulta que no lo es.

USA. California. 1955. Foto de Elliott Erwitt.

Elliott conocía a la pareja, pero se trata de una situación real, espontánea. Sabiendo esto la valoro mucho más.

Pero esto tal vez solamente sean manías mías. ¿Qué les parece a ustedes?


(*) como a él mismo le gusta recordar, sigue vivo.

43 comentarios:

RAFA PÉREZ dijo...

Elliott Erwitt es una de mis referencias, no sólo por sus fotos de perros. Ya conocía la historia de esa foto.
Los grandes fotógrafos de Magnum son requeridos por las grandes compañías para sus campañas publicitarias y muchas veces esos ingresos les permiten llevar a cabo sus grandes proyectos. Erwitt, como todos los demás, llevan su estilo a la foto publicitaria. No lo veo mal.

Jordi Busqué dijo...

Rafa, insisto en que yo tampoco veo mal que haga esto.

Con esta entrada solo quiero exponer un criterio para valorar fotos y ver si la gente lo considera válido.

Jan Puerta dijo...

Las fotografías preparadas, suelen tener el equilibrio por composición. Parece que nada se escapa al azahar. Personalmente, quizás por moverme siempre cámara en mano, valoro mucho mas lo espontaneo, aunque se nos cuele algún elemento que si lo hiciéramos preparado, lo eliminaríamos de nuestra composición.
Un abrazo

Trebol-a dijo...

Pero entonces el problema no es que la fotografía fuese inventada/espontanea, sino que TU SABIAS que era inventada. La foto sigue siendo la misma.

Creo que se concede excesiva importancia a esto (que si el republicano caido, que si el beso en Paris, ... ) como si el resto de la fotografía, no fuese inventado.
¿No estás inventando cuando desechas parte de un paisaje? ¿cuando espera a que pase el niño? ¿cuando espera a que gire la cabeza? ¿cuando en lugar de irte a mediodia te vas al caer el sol?
¿cuando usas el flash donde la camara no puede? ¿cuando descartas el color y solo pillas negros?
Es una imagen, no una persona, aunque nos dé rabia.

En cualquier caso, tocas un tema interesante que puede dar para muchas horas de discusión. :)

ercanito dijo...

Aunque te entiendo perfectamente, es mucho generalizar para el vasto mundo de la Fotografía.

Bodegones, fotografía de estudio, fotoperiodismo, retratos por encargo... se basan en la preparación previa de la foto. Incluso en la fotografía de naturaleza se recurre a comederos artificiales...

No controlar todo engrandece por el aumento de la dificultad, pero al final, lo que cuenta es el qué, no el cómo.

Para evitar que se malinterprete este último párrafo, me refiero a Fotografía, no a edición gráfica, fusiones de ambas ni derivados.




Una reflexión interesante.

ercanito dijo...

Perdón, necesito aclarar una cosa. En fotoperiodismo se recurre a veces a la preparación de la foto, pero no se basa en ello. Releí el comentario y casi me da algo.

Francesc Vera dijo...

Jordi, entenc la decepció. Sempre trobem en les imatges que ens agraden quelcom de màgic i saber que la foto és "preparada" sembla que li fa perdre la màgia. Però en el fons, i per molt preparada que estiga, continua responent a un moment que no deixa de ser "màgic". Entre totes dues fotos de l'Erwitt quina escolliries? Jo ho tinc clar, la primera: l'enquadrament, la mirada del nen, la posició de l'home i la bicicleta, la carretera i els arbres, tot té eixe punt màgic, en la segona no ho trobe de la mateixa manera. En el cas de Soudek (un dels meus fotògrafs predilectes) i al fil del que diu Ercanito, com diferenciar els bodegons "trobats" i els "preparats"?

Jordi Busqué dijo...

Jan, es que el mérito de la foto no preparada es conseguir la composición, el momento y todos los factores que hay en la preparada.

Jordi Busqué dijo...

Trebol-a, el republicano caído se ha convertido en un símbolo, pero originalmente se creyó una foto documental. Y ahí no se pueden hacer bromas.

A tus preguntas te respondo que no. En esos ejemplos que pones no estoy inventando, estoy seleccionando, que es muy diferente.

Jordi Busqué dijo...

Ercanito, obviamente excluyo de mi crítica a la foto de estudio, etc. De hecho excluyo también a la publicitaria, como es el caso de esta imagen de Elliott Erwitt. Yo me llevé la decepción porque desconocía que fuera una foto publicitaria.

Para mi, el cómo importa mucho.

Jordi Busqué dijo...

Francesc, diguem que la foto no preparada seria un miracle, mentre que la foto preparada seria màgia (en el fons tots sabem que té truc).

Jo també prefereixo la primera versió de la foto.

Respecte Soudek, ja li dic a Ercanito que aquest tipus de fotografia queda exclòs de la meva crítica. Tothom SAP que es quelcom creat en la ment del fotògraf.

frikosal dijo...

Yo lo veo como tu, y lo que dice Trebol, que es casi lo contrario, es una opinión que mucha gente tiene de modo que está bien que haya salido a relucir. Yo pienso que se equivoca. La fotografía es una herramienta con una vocación y un potencial documental que debemos cuidar y no es lo mismo capturar una escena espontánea que preparala. Este "no es lo mismo" no implica una consideración moral (si es que se declara la preparación), pero yo creo que hay que recalcarlo.

ercanito dijo...

Incluso veo que para ti el cómo es esencial. Hombre, desde luego es para tomárselo en serio, ya que estas cosas a veces hacen mucho daño a la Fotografía, por tanto el sacar el tema es bueno, y a mí me viene bien para aprender un poquito más.

MartinAngelair dijo...

Mientras te leía, he pensado en lo que ya han comentado.



Entonces solo me queda decir, que es increíble tu mundo de la fotografía,...

...muy, muy grande.




Y me alegro que lo compartas con nosotros,...de esta forma.





Beso.
B.N.C.J.

Pere Soler dijo...

Yo pienso que la fotografia de paisaje que hacemos, "siempre" esta preparada, después interviene el factor suerte con colores y meteorología, pero como preparar un macro en mitad de la selva?? o esa escena tipo Cartier en mitad de una ciudad?? o.. o...

Volvemos a la foto del lobo del año pasado, la foto no es buena?? que tiene mas valor, el impacto visual/mediático o la forma en que se ha conseguido??

Ahí lo dejo...

Andrés dijo...

Yo también prefiero las fotos naturales, pero en circunstancias no me importan las montadas.

Jordi Busqué dijo...

Frikosal, hace bien en matizar que nuestra no posición no implica una consideración moral excepto cuando se miente sobre los métodos.

La fotografía artística me gusta y admiro la imaginación de sus mejores fotógrafos.

Jordi Busqué dijo...

Ercanito, es que desgraciadamente la fotografía está perdiendo su credibilidad muy rápido.

Jordi Busqué dijo...

MartinAngelair, cada día se descubren nuevas cosas.

Jordi Busqué dijo...

Pere, creo que estamos usando diferentes acepciones del verbo "preparar". Cuando dices preparar una foto de paisaje imagino que te refieres a estar allí con tiempo para pensar en la composición y esperar la buena luz. Pero obviamente no cortar unos árboles que estorban o volar una montaña que molesta en la composición, je, je.

La foto del lobo es preciosa estéticamente, el problema es que el fotógrafo la pretendía colar como documental.

Pero, ¿no la valorarías más si fuera un lobo salvaje?

Jordi Busqué dijo...

Andrés, siempre que no se intente colar lo uno por lo otro yo tampoco tengo problema.

Pedro Decimavilla dijo...

A mí no me gustan las fotos preparadas,soy de los que piensa que un fotógrado tiene que ir con la cámara y cuando surja algo que a él le interese o le emocione intentar captarlo en una imagen.
Cada vez más, sobre todo en la fotografía de la naturaleza ,esta espontaneidad se ha perdido.
Felicidades por tu blog
Un saludo

Jordi Busqué dijo...

Pedro, totalmente de acuerdo. Además de también perder la experiencia.

Nati Martínez dijo...

Hola!

Con solo una excepción, el fotoperiodismo, si me gusta el resultado final, me da exactamente igual como se consiga la toma. Valoro exactamente igual que alguien exprima sus neuronas para conseguir un buen resultado que la capacidad de encontrar y saber ver una imagen.

Un abrazo

Animal de Fondo dijo...

Pues no estoy de acuerdo contigo por las siguientes razones:
La primera, porque lo que importa es el resultado y no las buenas intenciones.
Lo segundo, porque el mérito o no mérito no tienen trascendencia. Más mérito tiene picar piedra y para una foto es inútil.
Pero fundamentalmente, porque toda creación artística ha de estar bajo control, es decir, debe expresar lo que el artista quiere que sea expresado. La preparación que esto exija es la que debe hacerse.
Otra cosa sería para usar una foto como testimonio en un asunto de derecho, pero creo que no es eso de lo que hablamos.
En definitiva, la primera foto es la buena, mientras que la del retrovisor es peor, porque su expresión está contaminada por su forma en sí, y eso implica que queda relamida y preparada, aunque haya sido espontánea. Así que creo que la juzgabas mejor cuando no habías leído su historia.
Yo escarmenté cuando leí la vida de Proust. ¡No lo volveré a hacer! Prefiero quedarme con la vida que se expresa a través de la obra, que me parece más verdadera.
Saludos cordiales.

Paco Nadal dijo...

Es la grandeza / miseria de la fotografía. El arte más objetivo se puede usar desde la más absoluta subjetividad. A mi no me importa, siempre que se diga. Si hacer fotoperiodismo, no debes manipular la realidad. Si estás haciendo publicidad, como era el caso... es normal. Pero hay que decirlo.
Por cierto, tras leer tus post de Fotogenio... el año que viene voy, seguro (aunque no se haga, coño). Y eso que es en mi tierra...
Hasta la vuelta (me piro, vampiro)

Ema dijo...

No sé mucho de fotografías, pero me gusta mucho mirar el trabajo de buenos fotografos y no me quiero abstener de opinar.
Yo creo que en las fotos captadas de imprevisto o sin la intervención del fotografo (como la del espejo retrovisor) el hecho de saber que ese era un momento verídico le da una mística impagable A LA FOTOGRAFÍA. En contraparte, las fotos de animales amaestrados o de actores, al saber que son preparadas me parecen insulsas. Pero me parece que tiene un valor mucho mayor el FOTOGRAFO que tiene la capacidad y creatividad como para, de la nada, praparar una buena fotografía en cualquier momento y no solo captar algo ajeno que vió 'por casualidad'.

Jordi Busqué dijo...

Nati, ten en cuenta que la fotografía de naturaleza tiene mucho de documental también. Estoy de acuerdo en que también tiene mérito el provocar situaciones.

Jordi Busqué dijo...

Animal de Fondo, yo no he hablado de intenciones, sino de la verdad de la situación fotografiada.

Insisto que en fotografía artística me parece perfecto que todo esté permitido, pero no en otros campos.

No entiendo qué quieres decir con tu crítica a la foto del retrovisor.

Jordi Busqué dijo...

Paco, efectivamente la decisión depende del campo en el que estemos trabajando.
No te pierdas Fotogenio. ¿Dónde vas ahora?

Jordi Busqué dijo...

Ema, de todas las opiniones aquí expresadas creo que la tuya es la que más comparto. Totalmente de acuerdo.

Animal de Fondo dijo...

Perdón si no me expresé bien. Aclaro: con respecto a la foto del retrovisor tú mismo dices que no la valorabas mucho, que te parecía preparada. Ahora, añadiéndole literatura (una historia) la valoras más. La foto en sí es la misma, y comparto tu primera apreciación, que es lo que transmite la foto en sí. Sea preparada o no, para mí, no importa. Lo que expresa la foto es que está preparada. Aparte, como lo que sale por el retrovisor me parece acaramelado, la foto no me gusta demasiado, pero eso es aparte. En cambio, la de la bici me encanta.
Saludos de nuevo.

Jordi Busqué dijo...

Animal de Fondo, entiendo, veo que tu valoras la foto en si, sin importarte la historia que hay detrás.

La del retrovisor la creia preparada porqué sabiendo que Elliott Erwitt fotografió el mundo del cine, pensé que serian unos actores en una peli o bien un anuncio. La foto en si (prescindiendo del criterio de realidad) me gustaba.

igniszz dijo...

La foto es muy buena. Si te dicen que es publicidad, es para quitarse el sombrero por haber ideado algo así, y si fuera documental, yo valoraría la espontaneidad. No se puede valorar espontaneidad en la publicidad, ni excesiva creatividad en un afortunado disparo certero. Artisticamente, tiene más valor inventar algo que no existe, que copiar con gracia la realidad. Documentalmente, lo primero es la autenticidad. Buen debate el que has creado.

Jordi Busqué dijo...

Igniszz, efectivamente, en la fotografía no artística (la que yo hago) lo importante es la sensibilidad (como detector de situaciones de interés visual) y la inteligencia (como situaciones de interes argumental, sobretodo en documental).

Animal de Fondo dijo...

Jordi, lo que te contaba apresuradamente de la vida de Proust se resume así: me encantaba la Albertine de "A la sombra de las muchachas en flor", así como la de "La fugitiva (Albertine disparue)" y "La prisionera". Cuando leí la biografía de Proust me enteré de que Albertine estaba inspirada en su cochero, del que, para colmo, se aportaban fotografías con grandes bigotes. Ya no pude evitar que me asaltara la imagen al releer y parte del encanto se me perdió. Por eso me prometí no leer más biografías de los escritores que me gustan y quedarme con la "verdad" de la Obra. Te lo cuento porque me parece que se relaciona con el tema.

Jordi Busqué dijo...

Animal de Fondo, sí que tiene relación con el tema. Fíjate que eso son novelas, que aunque pueden contener verdades esenciales (lo que tu llamas la verdad de la obra), es ficción. Imaginate que Proust las pretendiera hacer pasar por no ficción.

HUGO SOLO dijo...

Eso te pasa Jordi por creerte lo del instante decisivo.

Jordi Busqué dijo...

Hugo, uno puede creerselo y evaluarse acorde con eso.

MónicaPiquero dijo...

En este caso, el problema fue que Erwitt consiguió magistralmente fingir tan bien la realidad, que al descubrir que era preparada no puedes evitar cierta decepción, pero ¿dijo él alguna vez que esto era una fotografía documental?. Me aterroriza más cuando en un fotorreportaje, se hacen “pequeñas” intervenciones como quitarle el reloj a un indio del Amazonas porque no queda bien con su taparrabos o hacer que el chamán se quite los vaqueros y se ponga las plumas para quede mejor en cámara, y esos/as señores/as publican en revistas supuestamente documentales y usan la fotografía como certificado de realidad…pero ¿de qué realidad?.

Jordi Busqué dijo...

Mónica, estoy de acuerdo contigo. Y Elliott nunca intentó esconder la forma en que hizo esta foto (de hecho lo descubrí por él). El disgusto me lo llevé pq había hecho unas suposiciones que no se correspondían con la realidad. Esta entrada para nada es una crítica a Erwitt. Sigue siendo uno de mis favoritos de todos los tiempos.

MónicaPiquero dijo...

Como el tema planteado me apasiona, sigo con mis disertaciones. Con la edad me vuelto una mujer de grises, no todo es negro o blanco y para mí todo es válido si es honesto y consecuente con lo que persigue. Esto que a priori parece sencillo, no lo es en absoluto, pongo un ejemplo: una amiga me enseñó una excelente fotografía de un proyecto muy callejero que está realizando, en ella, un joven con pinta de heavy mostraba una actitud desafiante y hasta agresiva por la posición de sus brazos y manos. Hasta aquí todo normal, pero la realidad es que el muchacho se estaba colocando la chaqueta y esa actitud era sólo la interpretación que yo le di a la imagen y razón por la que la fotógrafa, la eligió. Ella no intervino en la escena, no está preparada, es totalmente espontánea, pero sí selecciona algo que nos hace pensar en una historia que no es la “real”, ¿es lícito?. ¿Qué ocurriría si conociésemos la “verdad” de cada imagen documental? ¿es eso posible?, ¿no cuentan al final nuestras imágenes la historia que nosotros queremos contar?, ¿es esa la única y verdades historia que hay detrás de ellas?. Como ves, no tengo respuestas, sólo un montón de preguntas más.

Jordi Busqué dijo...

Mónica, esto del tío de la chaqueta me parece un ejemplo muy ilustrativo. Si falsea la imagen de la persona no me parece lícito que haga colar una cosa por la otra. Ojo, continuo hablando de fotografía documental. En otros campos de la fotografía la cosa es diferente. Y hay muchas situaciones en las que yo también aceptaría cualquier estrategia para conseguir la imagen buscada.

Muchas de las imágenes míticas no son lo que parecen. Me has hecho recordar la famosa foto del Che que hizo Korda.

Precisamente ahora hay una discusión muy interesante aquí.

Buena señal que te hayas vuelto de grises. :-)